Mantener el orden y limpieza dentro de tu área de trabajo es importante para minimizar el riesgo de accidentes y además, para garantizar la calidad de nuestros productos que llegan a nuestros consumidores.

Son numerosos los accidentes que se producen por golpes y caídas como consecuencia de un ambiente desordenado y sucio, suelos resbaladizos, materiales colocados fuera de su lugar y acumulación de material sobrante o de desperdicio.

Para gestionar correctamente el orden y limpieza es imprescindible la participación de todos nuestros colaboradores, fomentando y creando nuevos hábitos de trabajo que aporten de manera positiva al cuidado personal y de las instalaciones.

Las acciones a realizar para mantener tu puesto de trabajo ordenado y limpio se dividen en 4 etapas:

  1. Elimina lo innecesario y clasifica lo útil
  • Establece lugares específicos para eliminar lo que no sirve.
  • Clasifica los objetos según su utilidad.
  • Desecha lo que no utilices.
  1. Adecúa un lugar para almacenar y localizar fácilmente tus herramientas
  • Coloca las herramientas en estantes de forma que se fácil localizar e identificar.
  • Delimita y señala la ubicación de las cosas.
  • Elige el lugar de almacenamiento dependiendo de la funcionalidad y la frecuencia de uso de cada herramienta.
  • Utiliza organizadores para almacenar documentos.
  1. Evita ensuciar y limpia enseguida
  • Realiza una limpieza completa a tu puesto de trabajo por lo menos dos veces a la semana.
  • Si tienes computador, limpia el teclado y el ratón para eliminar la suciedad acumulada.
  • Mantén tu puesto de trabajo despejado de papeles.
  1. Crea y consolida hábitos de trabajo encaminados a favorecer el orden y la limpieza
  • Establece un horario para realizar la limpieza de tu puesto de trabajo, esto te ayudará a crear un hábito.
  • Cuando utilices alguna herramienta o material, recuerda dejarlo siempre en su lugar.

PREVENCIÓN DE RIESGOS DE CAÍDAS AL MISMO NIVEL

Hay muchas circunstancias dentro del entorno laboral que pueden desencadenar en una caída al mismo nivel por lo que es importante tomar en cuenta cuáles son las causas y qué medidas de prevención se pueden tomar para cada una de ellas.

Causas:

  • Suelos mojados y/o resbaladizos
  • Escaleras y pasillos obstruidos.
  • Uso de calzado inadecuado.
  • Suelos con fallas o irregulares, o desniveles imperceptibles.

Medidas de prevención:

  • En caso de existir derramamiento de grasa u otros líquidos es importante realizar la limpieza inmediata del lugar.
  • Elimina del suelo obstáculos que obstaculicen la normal circulación de las personas.
  • Usa el calzado correcto para tu área de trabajo.
  • Evita bloquear puertas y salidas de emergencia.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar comentario

No utilices palabras soeces u ofensas, todo comentario será revisado y aprobado antes de ser publicado en la página.

Deja tu comentario por favor.
Por favor ingresa tu nombre