Mójese las manos con agua.

 

 

 

Deposite en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de las manos.

 

 

Frótese las palmas de las manos entre sí.

 

 

 

Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos y viceversa.

 

 

Frótese el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.

 

 

Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.

 

 

Frótese con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.

 

 

Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa.

 

 

Enjuáguese las manos con agua.

 

 

 

Séquese con una toalla desechable.

 

 

 

Sírvase de la toalla para cerrar el grifo.

 

 

 

Sus manos son seguras.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar comentario

No utilices palabras soeces u ofensas, todo comentario será revisado y aprobado antes de ser publicado en la página.

Deja tu comentario por favor.
Por favor ingresa tu nombre